Frank Sinatra: Una leyenda de la música y más

Tras 20 años de su muerte, el reconocido cantante y actor estadounidense Francis Albert Sinatra (Frank Sinatra), sigue siendo recordado como una leyenda de la música popular de mayor relevancia en el siglo XX, por su incomparable talento que lo acreditó con el seudónimo de “La Voz”. Destacado en el mundo artístico durante toda su vida, con mayor preponderancia en las décadas de los cuarenta y cincuenta, como el primer artista en utilizar amplificadores de audio que le permitían situar su voz por encima del sonido de la orquesta, Sinatra también es rememorado gracias a la influencia de su talento en el jazz y el pop, que, para entonces, iniciaban su difusión en las radioemisoras.

Artista, jugador y empresario al mismo tiempo

Como se ha visto en diferentes oportunidades, son numerosos los artistas que han utilizado la música para dejar ver su atracción por los juegos de casino, este era el caso de Frank Sinatra, quien, en todo momento, aunque de manera poco notoria, se mantuvo ligado al mundo de los juegos de azar, tanto que no solo se convirtió en un jugador frecuente, sino que, además, invirtió una parte de su dinero en estos establecimientos, como accionista, mientras deleitaba a los visitantes con sus maravillosos espectáculos e impecable voz.

Mantenerse estrechamente ligado al mundo de los casinos, era un propósito importante para Sinatra, por ello, algunas de sus canciones estuvieron inspiradas en esta temática, una de ellas fue su versión de “Luck Be a Lady”, en la cual se narra la historia desde la visión del jugador, cuyo objetivo es ganar su apuesta y decidir así si se queda o no con su chica.

Las magníficas instalaciones del The Sands Casino, fueros las idóneas para la producción artística de esta interesante temática, lugar donde además Sinatra y otros reconocidos artistas de la música, se presentaron consecutivamente. Sinatra adoptó este lugar como uno de los favoritos en su cronograma de presentaciones, y, además, especial para su alojamiento hasta por más de dos semanas, a tal punto, que adquirió parte de las acciones del hotel y como primera opción, logró que la política racial dejará de representar un obstáculo en el lugar.

Para los personajes más afamados, el The Sands era un peaje obligatorio en la época de los 50. La fama del espacio era tal, que reconocidos caballeros de la mafia llegaron a hospedarse en el durante algún tiempo, según es relatado en algunas biografías previas del recordado cantante.  El casino en ese momento llegó a alcanzar gran popularidad, tanto o más que la del propio Sinatra, un cantautor que decidió acuñar todas sus pasiones, el canto, el juego y los negocios en un solo lugar, y The Sans Casino, representó el lugar perfecto para ello.      

Previous Article